2 feb. 2011

Basta

No soy una de esas bolsas de arena que hay en los gimnasios a las que les pegan y vuelven con más ganas para recibir otro golpe.

No hay comentarios: