30 nov. 2010

Enseñanzas televisivas (hay pocas, hay que saber buscarlas) #2

"No me gusta dar consejos, pero bueh, ya que voy a hacer algo que no me gusta lo hago mucho, acá van tres:
*Recordar que sos parte fundamental de este ciclo sin fin,
*saber que somos casi ángeles,
*y que la vida es resistencia.”

Entre él y yo #34

-Vi una chica que estaba buena, y eras vos.

26 nov. 2010

Apretújenme

Yo ni enterada que al recibirse te hacían tantos y tan buenos regalos, simplemente esperaba abrazos. Los obsequios materiales los acepto, pero no los cambio por los mimos, así que quiero todos mis cariños correpondientes.

24 nov. 2010

No voy a ser mediocre, porque sé que no quiero serlo

Ser docente de alma no se aprende, es una condición innata que a lo sumo se perfecciona. Y acá plasmo, en su post individual, una muestra de esto.

Ante mis palabras y cara de horror, mi profesor, a quién llamaremos HF, me invitó a caminar un poco antes de rendir.

HF:- ¿Qué te pone nerviosa?
Yo:- Creo que no son nervios, es ansiedad.
HF:- ¿A qué? Dejando de lado los cambios que vienen. El examen quedate tranquila que no lo vas a sufrir.
Yo:- Ya sé, no pasa por la materia.
HF:- ¿Y entonces? ¿A qué le tenés miedo? No me digas al embarazo y no te toques, como mi hija, la teta izquierda al escuchar la palabra.
Yo:- A la decepción.- Me río y agrego: y no me voy a tocar.
HF:- No, mirá. El destino no es una parada de tren, lo hace uno. Si vos mañana te despertás y no querés ser veterinaria, estudiás otra carrera. Esto no es una imposición a partir de mañana, siempre hay tiempo para cambiar el rumbo.
Yo:- No, pero no dudo de mi profesión. Dudo del entorno, de cómo llevarla a cabo.
HF:- Miedo a...?
Yo:- A la mediocridad.
HF:- Y con mediocridad tereferís a...?
Yo:- A esa gente que llega a trabajar siempre de mal humor, quejándose, que no escucha, que no contiene, que no le importa el caso que tiene enfrente. Que se queja y no hace nada por cambiar. Que se estanca.
HF:- Te tengo una noticia: podés quedarte tranquila, porque por todo lo que acabás de decir nunca vas a ser mediocre. La gente mediocre se cree lo más, allá arriba. Si vos tenés presente que no querés ser así, ya implícitamente no lo sos.
Yo:- Puede ser, ojalá.
HF:- Hay que cuidar esos pensamientos. No arruinarlos viendo Tinelli y creyendo que eso es todo. Yo no podía creer cuando mataron a este chico.- Señala un cartel- No recuerdo el nombre.
Yo:- Mariano.
HF:- Eso. Y nadie analizaba nada.
Yo:- Me parece que hay muchos intereses en juego detrás de lo que se ve o de lo que no se ve.
Aminora el paso, me mira y me dice: ¿Pero vos de qué tenés miedo mujer? De vos tienen que tener miedo. Quedate tranquila, vamos a rendir y ya está. ¿Tu mamá está nerviosa? Vamos a molestarla un poco.

Y esa charla fuera de programa, fue la mayor enseñanza de toda la carrera.

El día que me recibí


No quiero perder mis recuerdos del día de ayer, por eso escribo casi desesperadamente. En unos cuantos años, esto será junto a las fotos y filmaciones, mi modo de revivirlo y recordarlo. Cuando se me presenten situaciones aversivas y me desilucione, este será mi cable a tierra.

Llegué super temprano (llegamos, él estuvo conmigo desde el principio), no quería dejar de saludar a compañeras que rendían antes que yo y, con tanta ansiedad, quedarme en casa más tiempo no me interesaba. Sólo había logrado dormir tres horas a la noche.
Algo antes de la hora pactada llegó mi profesor y eso generó que me llevara las manos al pecho, tratando de ocultar los golpes rítmicos y acelerados que sentía que me daba el corazón. Se hizo la hora y no podía subir a rendir, sensación extrañísima, ganas de salir corriendo para el lado contrario. Entonces él bajó, me miró, y ante mi respuesta (a ninguna pregunta), estoy muy nerviosa, me ofrció acompañarlo a comprarse un jugo de naranja y caminar. La charla que tuvimos va en otro post, no merece mezclarse con éste. Finalmente volvimos, ya más tranquila subí. Rendí, contenta porque estaba hablando de algo que me había gustado y sentía que me estaba luciendo. Al salir primero abracé y agradecí a quien me había tomado mi último final, después a mamá que lloraba emocionada, a mi novio que filmaba y a mi papá que sacaba fotos. Por último a mi amigo, persona más que importante y que como siempre, estuvo. Unos aplausos inesperados y llegué al pastito que siempre quise de mi facu. Más abrazos, me hicieron dejar el bolso y el reloj y ¡Paf! el primer huevazo. Y empezó la lluvia, y pensé no puedo creer que esta vez soy yo la protagonista de esto. Es un ritual, extraño para muchos y ansiado por otros. A mi gusto, y por eso estoy en el segundo grupo, es una manera (particular) de demostrar afecto y alegría por el logro alcanzado, y por eso me encantó. Después caminamos hacia el mítico lago y, en carrito para la basura, viajamos hasta donde nos manguerearon para quitarnos la costra más gruesa de porquerías. Parada final: la ducha de una cátedra que años atrás nos había hecho sudar la gota gorda. Y así, bañada y todavía omnubilada terminó todo.
Bah, prefiero pensar que es un parate.

22 nov. 2010

No escribo más porque estoy llorando de felicidad (creo)

No sé si alguna vez en la vida me sentí tan querida por tanta gente como hoy.
¡Qué lindo!
¡¡Gracias!!

Inminente

Miedo de tomar decisiones equivocadas, porque todo aquello pendiente para cuando me reciba me espera en un lugar cada vez más cercano.

21 nov. 2010

¡Ahí viene otra vez!


Estar relajada es pelear contra un ventilador, que te gane, te tire sal y bebida encima y aún así todo te parezca divertido.
A veces caer en la cuenta implica golpearse un poco.

20 nov. 2010

Morfeo me da la espalda

A la noche, mientras intento conciliar el sueño, trato de decidir qué hacer de mi vida; y eso me despabila aún más.

19 nov. 2010

Teoría de sistemas aplicada a un estilo de vida

Querer cambiar el mundo puede resultar muy ambicioso para algunos, a mi gusto es sólo una cuestión de definición. Debemos definir qué es, porque para mí, por ejemplo, él y yo somos un mundo. Si en cambio lo tomamos como un todo, hay que verlo como un sistema, como un conjunto de elementos interrelacionados e interdependientes que conforman ese todo. Teniendo en cuenta esta última visión, cambiar algún componente ya es cambiar al mundo.
A lo que voy con todas estas cuestiones es que no quiero más que me traten de loca utópica cuando hablo de que cada uno tiene la responsabilidad de cambiar el mundo desde su lugar, porque el planeta grande está compuesto por partes chicas y varias de ellas están esperando que vos las cambies. Para bien, claro.
Cansada de las páginas web que ponen la sección contactanos y nunca responden los mails.

18 nov. 2010

Dentro de mi mente

Vos no lo sabés, quizás ni lo sospechás, pero mientras en la cena te retirás de la mesa y exponés tu opinión yo te miro y pienso: con altibajos, con nuestros momentos, pero mirá qué grandes estamos, cómo crecimos y cómo me seguís gustando...

Tiempo de cambios

Por más que sea para cambiar de etapa, para pasar de nivel, para subir un escalón, cuesta tomar la decisión de soltarle la mano a eso que tenemos como seguro y tanto nos costó conseguir. Es enfrentarse a la irremediable situación de que algo está cambiando y sin medir muy bien cómo ni cuándo estamos en ese proceso. Saltar al vacío esperando que haya debajo una colchoneta que no nos haga extrañar (tanto) los cómodos almohadones de la situación anterior.

15 nov. 2010

15-11-2010

Seis años y medio.
Yo quiero una vuelta de tuerca.
Un cambio.
Quedar un poco más apretaditos.

Casi B

La sensación es la de haber quedado en un bache, un estadío sin nombre en el que ya casi no sos A y falta muy poquito para ser B. Se siente genial y raro a la vez esto de poder dormir, de no tener que andar siempre con la culpa de debería estar estudiando o de tener la libertad de salir a tomar un helado. Ahora, sin ánimos de ofender, así como antes me tenía un tanto harta la pregunta ¿cuándo te vas a recibir?, actualmente me satura un poco el ¿y qué vas a hacer cuando te recibas?. Sépanlo todos, no lo sé.

14 nov. 2010

All I need is... vos.

Night

Noche de sábado con amigos.
Guau, no me mintieron, había una vida que recuperar.

11 nov. 2010

Novedad

Ahora me hice fanática del té sabor menta peperina.

Cafecito

Gestos personales que valen más que una suma de billetes. Claramente más. Camino por la calle y pienso que para mí es más importante lo primero que lo segundo, me emociono, qué ridícula... ando con la emoción a flor de piel.

Sorpresa y medias

Envuelvo las medias que te compré de regalo en la calle por diez pesos, escribo en una hojita unas palabras, la doblo por la mitad, le pongo un sticker tierno y la pego al paquete. Llego a tu casa, dejo la humilde sorpresa en tu mesita de luz y me voy a cenar.
Me encanta hacer esas tonterías, adoro los mimos inesperados. Ojalá vos también.

Gordita


Qué ricas son las colaciones de dulce de leche.

8 nov. 2010

Ahora sí, ya casi. Me pega la nostalgia.

Cuando estaba en el CBC y me preguntaban en qué año estaba, contestaba en primero, aunque si miramos el plan de estudio claramente no era así, para mí era el primer año en estudiar lo que quería, parte de mi carrera, por ende: primero. Después llegó la etapa en la que de a poco se iba abriendo la brecha entre mi nivel y los que recién ingresaban, al mirar para atrás empezaba a vislumbrarse un recorrido y la sensación estaba buenísima. Cuando estaba en quinto año, quinto en serio, y me preguntaban si era el último, mi respuesta era sí, después me falta intensificar. Para ser franca, entonces, no era el último año... pero la ansiedad ya comenzaba a sentirse. Y ahora... ahora ya llegó el momento, ya no depende de lo que quiera contestar, es el último final y no hay modo de verlo de otra forma. Y qué se yo, debo reconocerlo, me da cosita. Aunque feliz, sobre todo, es una sensación revolucionaria. Ese lugar allá lejos me cambió, me cruzó con gente que considero un verdadero tesoro, me hizo crecer y creer en mí.
Pucha, che, me estoy poninendo melancólica.

Por vos

Si quieres las estrellas vuelco el cielo...

Roxana - "Sin Miedo"

Entre él y yo #33

-Que conste que no te desperté.
-Lo noté. Que conste que no me dormí.
-Ya sé.

7 nov. 2010

Incrédula razón

Claramente cuando alguien se queja de algo y emite un reproche la respuesta más esperada (y contradictoriamente a la vez frustrante) es la aceptación del reclamo de la otra parte. Es que, claro, uno tiene adentro todo lo que quiere decir y es más fácil decirlo como una explicación ante la negativa de quien escucha. Si ante un bla bla bla enojado la respuesta es un tenés razón nos paralizamos. ¿Y ahora? ¿Tan fácil fue? ¿No querés que te de los mil cuatrocientos argumentos que estuve pensando? La realidad es que así es más sencillo y menos desgastante. Cuando no hay vueltas que darle al asunto, para qué darlas.

En la cocina con mamá

(Suspiro)
-¿Por qué suspirás?
-Suspiro porque a los hombres mejor tenerlos de amigos.
-Jajajajajajajajajaja.
La perfección no existe, es una aspiración constante.

5 nov. 2010

Tachando de la lista de pendientes, disfrutando de los logros alcanzados.

4 nov. 2010

Biombo


Hay situaciones que son un antes y un después en una relación con equis persona. Para bien o para mal, son momentos en los que digo basta, no quiero más, acá se terminó mi buena voluntad para intentar llevarnos bien. Es raro, tengo que aprender a manejarlo correctamente para no lastimar por no lastimarme; pero antes que nada vos y yo, y en el vos y yo estoy yo que no quiero gastar más energía en mi vida por coniliar lo irreconciliable. Hoy pongo un biombo para no ver del otro lado (como ya puse uno hace un tiempo), si para ser feliz con vos tengo que vivir entre biombos asumo el desafío a partir de hoy. Vos y yo ante todo, vos y yo ante nadie.

2 nov. 2010

Red de contención

Situaciones como estas hacen sentir esa red de contención que tenemos en nuestras espaldas y cotidianamente no notamos. Vaya una a saber cómo hizo para tejer cada uno de esos cuadraditos que hoy no hacen más que dar ánimos y apoyo. Tan mala mina no soy, y si lo soy, tengo un montón de malvados aliados conmigo. Me encanta. Gracias.

Irresistible rareza masculina

Los hombres son raros:
No distinguen entre zapatos, pantalón, remera o campera de verano y de invierno. Hagan cinco grados o veinte se tiran encima la misma campera con la oveja esquilada adentro. Se sientan frente a una mesa con una porción de torta, un tostado,tostadas, un cuadradito dulce, y dicen que es algo liviano.
Hablando todos juntos no se escuchan, y esa característica hasta hace poco era propiedad del bando femenino. Si puteás sos ordinaria, si hablás apropiadamente te hacés la santita.
Los hombres son lindos, sobre todo, pero raros.

1 nov. 2010

Enseñanzas televisivas (hay pocas, hay que saber buscarlas) #1

"Yes or no, in or out, up or down...live or die, hero or coward, fight or give in. I'll say it again to make sure you hear me. A human life is made up of choices, live or die, that's the important choice and it's not always in our hands."

Grey´s Anatomy - Season 6

Entre él y yo #32

-Quiero recibirme, vivir con vos y ser feliz.
-Yo también.

Claramente:

La ansiedad es la incomodidad de no saber qué va a pasar en el futuro... pero querer que pase ya.