14 feb. 2011

Entre madre e hija

-Má, ando con ganas de hacerme un tatuaje.
-¿Ah sí? ¿Dónde?
-Acá, en la nuca. No sé, no lo decidí todavía.
-¡Ay ahí no! Mirá cuando te cases con tu vestido blanco, un buen escote, largo, impecable, el pelo recojido y eso ahí.
-Ja, sí, me encanta má. Igual, si querés, me dejo el pelo suelto.

No hay comentarios: