30 mar. 2011

Pequeña gigante

Me paro firme y hablo con seguridad tratando de explicar todo, sino, cómo hago para que el dueño me respete si su hija de 12 años mide más que yo. ¡Ja!

No hay comentarios: