14 oct. 2010

No me hagas sombra

Se puede encarar la vida de muchas maneras: podés disfruatar del sol o quejarte del calor. Podés, también, ser un punto intermedio y adaptativo que aprecia los días templados, si hace calor te calzás la musculosa y si hace frío un saquito. En fin, está en cada uno. Eso sí, si te incomoda el sol ponete anteojos oscuros, un antifaz o hacete techito con la mano... pero correte porque me lo tapás.

No hay comentarios: