5 oct. 2012

De golpe me encuentro envuelta en una rueda de confianza de la que no puedo salir. Bah, tampoco sé si quiero.

No hay comentarios: