8 nov. 2011

Profesión incríble la que elegí. Tan grata y tan ingrata por momentos, la biología es mi mejor aliada y a veces una traicionera deudora que me deja con las manos vacías cuando más la necesito.

No hay comentarios: