19 oct. 2011

Crecidita es mejor

Nos veíamos todos los días y eso nos desgastaba. No había tema de conversación porque estábamos cansados y ni ganas teníamos de abordarlos. Ahora, en cambio, cuando nos reencontramos un par de veces por semana es una fiesta. Muchas novedades para compartir, tantas que ni nos alcanza el tiempo. Las etapas de la vida no son caprichosas, ya era tiempo de que no viviera màs en mi hogar infanto-juvenil.

No hay comentarios: