31 oct. 2014

Real realidad

El que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen.

Así dicen, y se comprueba una y otra vez.

No hay comentarios: