16 ago. 2010

Diversidad

Que el otro no piense como uno no implica que esté equivocado, no van irremediablemente de la mano los conceptos equivocación y diferente. Debatir e intercambiar ideas es divertido y fructífero siempre y cuando el fin no sea pretender cambiar a quien tenemos enfrente sin la más mínima posibilidad de aceptar, aunque no compartir, que alguien piensa de otro modo.

No hay comentarios: